Leyenda de Enriqueta del Palapar de Tuxpan

Leyenda de Enriqueta del Palapar de Tuxpan

Cuenta la gente mayor que en la zona del Palapar que se encuentra entre Tuxpan y Pozo de Ibarra, entre las horas de la medianoche a la madrugada, se aparece una mujer muy bonita, toda vestida de blanco. Ella es Enriqueta, un alma en pena, por algún pecado que ha cometido del que nadie sabe porque ninguno que la haya visto ha tenido el valor de preguntarle. Con Enriqueta te puedes llevar un susto enorme porque si la miras a los ojos la verás convertirse en una víbora gigante, luego te pondrás a gritar y huirás rápidamente del lugar.

Enriqueta sólo se aparece a los caminantes solitarios que no se han acostado, nunca a los madrugadores que se acaban de levantar. Así que, la próxima vez que visites a deshoras la zona, cuídate, observa detrás de cada tronco de árbol, por encima de los arbustos, a la vuelta de una curva o pasando por un vado del estero, podrías encontrarte con Enriqueta. Si la ves salúdala de mi parte y, si tienes suficiente valor, pregúntale qué le pasa; seguramente le ayudarás a descansar, ésta peculiar mujer acostumbra aparecerse a los hombres campesinos que por ahí trabajan, específicamente a las orillas de la Cañada del Catrín, lugar que fue bautizado con ese nombre debido a que cada vez que se mete el sol, se aparece también en ese lugar, un Catrín que viste trajes de la época del siglo XIX.

Quienes han visto a Enriqueta y los que lograron superar la impresión, corroboran que es una mujer muy hermosa, lo cual ha provocado que algunos todavía deambulen por el Palapar, en estado de demencia buscándola y muchos otros hasta se han quedado a dormir allá, puesto que la leyenda asegura que quien logre cargarla, abrazarla o llevarla en hombros a la iglesia del pueblo, se desharía del encanto y a cambio le daría a su salvador, una buena recompensa en oro
.
Tomada del muro de facebook de Gente de Tuxpan.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Leyenda de Enriqueta del Palapar de Tuxpan

Comentarios: