Inframundo Cora – Leyendas de Nayarit

inframundo cora

Para los indígenas coras del municipio de El Nayar en el estado de Nayarit, el Inframundo es un Cielo Nocturno relacionado con el elemento agua profunda, en donde se encuentra un lugar denominado Tikantshe o “lugar de la noche”, donde todo es húmedo y todo es fértil, porque llueve mucho. Tetewan, la diosa del Inframundo y esposo de Tayau, el Sol, Nuestro Padre, tiene varias caras alrededor de la cabeza, para poder ver todo lo que sucede en el Más Allá y en la Tierra, donde también reina y lleva el agua profunda a la superficie para nutrir a la Madre Naturaleza. Tanto las plantas como los niños vienen de un paraje localizado en el Cielo Nocturno conocido con el nombre de Nuiwanta, “lugar del nacimiento” y de Rurike, “lugar de la vida”. Existen otros lugares de los cuales procede la naturaleza; por ejemplo, de Kiyantshe vienen los árboles, de Iimuitshe, las semillas; de Haitinta, la humedad; y de Viyanta, las nubes y la lluvia.

El Cielo Nocturno es una serpiente acuática; mora en el Oriente. Cuando amanece, la Estrella Matutina envía hacia el Cielo Nocturno una flecha; en seguida, el águila que vive en Kuólreabe, el Cielo Diurno, se la come y así el mundo se libera. La Serpiente acuática siempre está en busca de los Ivuriteakari, “los habitantes del lugar de las aguilillas”, pero nunca los puede atrapar porque éstas se dirigen muy rápidamente hacia el Sur para transformarse en enormes rocas de color blanco que simbolizan a la Estrella de la Mañana y a la Estrella de la Tarde. Decepcionada la Serpiente se va a la Laguna de Santa Teresa, el mar original de los coras, que quedó después de haberse producido el fatal diluvio de la mitología. En las profundidades de la

Laguna viven los dioses del agua, los Tshakate, con todos los animales que les acompañan en su casa. Estos dioses son los personajes que se salvaron del tremendo diluvio y en su desesperación, se arrojaron al agua.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Inframundo Cora – Leyendas de Nayarit

Comentarios: