Historia de Jesús Nazareno en Amatlán de Cañas

Historia de Jesús Nazareno en Amatlán de Cañas

Es el Sr. Cura Luis Enrique Orozco quien más conoce y ha escrito acerca de la historia y veneración que en nuestros pueblos existe hacia Cristo en sus diferentes advocaciones, es a este autor a quien seguimos para conocer al patrono de esta parroquia.

En el centro del retablo del Altar Mayor de esta iglesia parroquial de Amatlán de Cañas, y dentro de un nicho guarnecido con su cristal, se conserva una antigua y devota imagen de Jesús Nazareno que es el encanto de aquel piadoso pueblo y a quien se reconoce por titular de la actual iglesia parroquial, aunque se sabe que antaño era Señora Titular, Nuestra Señora de los Dolores. A la vez N.P. Jesús Nazareno es reconocido por el vecindario como protector especialísimo de este pueblo y parroquiade Amatlán de Cañas.

Esta devota imagen, por sus rasgos artísticos, parecer ser una obra escultórica del final del siglo XVIII y por consiguiente probablmente fue llevada a raíz de la erección y recontrucción de la iglesia parroquial por alguno de los curas seculares que apartir del 1755 se encargaron de la administración de esta parroquiia de Amatlán; puesto que en la primitiva iglesia no esta aún este Jesús Nazareno, sino la imagen de la Virgen de los Dolores a quien estaba primariamente dedicada a la iglesia primitiva y ella ocupaba el lugar principal.

El rostro de este Jesús Nazareno, anatómicamente considerado, es bien proporcionado y si cabe artísticamente perfecto, con los ojos bajos, e inclinado hacia adelante, con la nariz recta, la boca entreabierta, la barba partida, y muy palpable la llaga de la mejilla izquierda. La imagen es de tamaño natural y representa a Jesús de pie y el artista que lo esculpió supo imprimir en su rostro la tristeza y melancolía de los dolores de la Pasión del Señor. Lleva sobrepuesta una rizada cabellera y una corona de espinas, toda de oro macizo y adornada con algunas piedras preciosas, que se le impuso con toda solemnidad el 6 de enero de 1962, y campean en ella las tres tradicionales potencias o ráfagas.

Viste una túnica de terciopelo rojo oscuro, galoneada de oro, y del cuello cuelga una cadena metálica que le amarra ambas manos cruzadas bajo el pecho. Es una imagen hermosa devota, venerable, y tiene grande atractivo entre los vecinos de aquel pueblo de Amatlán, donde tiene fama de milagroso. Yo sospecho que se debió atraer la devoción con motivo de alguna calamidad pública o alguna epidemia, en que el antiguo vecindario acudió a él en demanda de liberación, tal vez en el Cólera Morbus de l833, o del 1850, como aconteció en la mayoría de las parroquias de este Arzobispado de Guadalajara y, obtenida la cesación de tal calamidad le juraron una Función Anual que desde entonces tradicionalmente se le viene celebrando todos los años el 15 de enero y es consecuencia la gratitud y la devoción no descansaron hasta entronizarlo en el Altar Mayor, donde continúa.

El Sr. cura D. Librado Tovar, quien fue nombrado Párroco de Amatlán de Cañas el 9 de septiembre del 1925 y tomó poseción de la p arroquia el 31 de octubre inmediato, con letras comendaticias del Excmo. Sr. Arzobispo de Guadalajara, Dr D. Francisco Orozco y Jiménez, se dirigió a la Sagrada Congregación de Ritos, en Roma, en el año de 1931, y con todo respeto expuso a la Santidad del Papa Pío XI que más o menos hacía 70 años que se decía, aunque realmente no constaba por documento alguno, que se tenía como Patrona y Titular de la misma iglesia parroquial, rodeado de singular veneración, a Jesús Nazareno. “Cuya venerable imagen ocupa el lugar principal del Altar Mayor y es honrado con gran devoción de todo el vecindario” y para disipar toda duda y colocar las cosas en su lugar pedía el referido Párroco que su Santidad se dignase declarar y constituir “Titular de la Parroquia de Amatlán de Cañas” a Jesús Nazareno y al mismo tiempo se le asignara como festividad anual el 15 de enero en que, con facilidad de los fieles podía realizarse su celebración y podían también organizarse devtoas y fervientes peregrinaciones de las parroquias circunvecinas.

La Sagrada Congregación de Ritos, con fecha del 24 de junio de 1931, contestó concediendo esta gracia, conforme a la petición y: “Declaró a Jesús Nazareno Titular de la iglesia de Amatlán de Cañas, asignando para la festividad del 15 de enero el oficio y misa propios del Santísimo Redentor”. Favor muy singular que vnio a dar especial realce a este Santuario Parroquial de Jesús Nazareno. En él se celebró con fecha del 19 de marzo de 1955 el 2°Centenario de la erección de la parroquia y con tan fausto moitvo recibió N.P. Jesús Nazareno especiales y fervientes manifestaciones de cariño y gratitud y colocado, como está en el retablo del Altar Mayor de la iglesia parroquial de Amatlán de Cañas, nunca faltan a su pies personas que van a implorar su celestial protección, o también acuden para presentarle su tributo de acción de gracias por los contínuos favores que constantemente derram sobre quienes acuden a orar fervorosa y humildemente a este devoto Santuario.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Historia de Jesus Nazareno en Amatlán de Cañas

Comentarios: