Cristo Rey y su historia (Ixtlán del Río)

Cristo Rey y su historia (Ixtlán del Río)

En el año de 1947 se inició la construcción de lo que en la posteridad sería el monumento de Cristo Rey, a instancias del insigne párroco D. Justo Barajas Miranda, quien queriendo emular a la grandiosa obra que se construyó en Silao, Gto. –dedicada a Cristo Rey en el cerro del Cubilete–, realizó este monumento inaugurado el 30 de octubre de 1949, con la presencia de altos dignatarios eclesiásticos y autoridades civiles, sin faltar la grey católica ixtlense que apoyó todo aquello que hizo Monseñor Barajas.

La escultura fue encomendada al arquitecto Guadalupe Vásquez, ejecutándola en tres partes. Ya terminada, la obra fue entregada a las personas que la mandaron hacer; y fue el ixtlense Don Tomás García Espinosa, quien como albañil construyó el pedestal y la colocación de la estatua.

Para llevar los materiales de construcción y el agua para los mismos se usaron recuas de mulas del Sr. Francisco Carrillo. Después se hizo una brecha para que el camión del transportista D. Jesús Hernández Muro “El Cito” pudiera llevar a los trabajadores y los materiales que se necesitaban para agilizar la obra.

Concluido todo, lo feligreses de Ixtlán y de otras regiones del país hacen romerías hasta llegar a pie y postrarse ante la gran obra de Cristo Rey. La fiesta es el último domingo de octubre con el previo novenario.

Es en el año de 1960 cuando el camino atrás del cerrito de Santa Catalina –hoy de “Cristo Rey”– fue empedrado, lo que permite a vehículos subir hasta donde se encuentra la estatua.

En 1977 se logró –con ayuda de personas religiosas altruistas– que se construyera la escalinata, la cual tiene 544 escalones y 15 descansos, existiendo una cruz de madera en cada uno de ellos. Al igual que la escalinata también se concluyó la introducción de la energía eléctrica. La inauguración fue el 30 de octubre de ese año.

La escalinata se encuentra en lo que es el frente del cerrito volteando Cristo Rey hacia Ixtlán del Río. En 1980 se realizaron obras para el Mirador Turístico Cristo Rey. Dentro de las más importantes se encuentra la iglesia al pie del monumento, la explanada que mide cerca de 1500 metros cuadrados de superficie, se construyeron sanitarios, la torre y la instalación de una campana.

El 25 de abril de 1998 se construyó una Cruz y la Virgen de  Guadalupe que fue confeccionada con solera metálica. En 1999 se conmemoró el cincuentenario del monumento, con destacados eventos religiosos, deportivos y culturales, en donde el pueblo participó como actuante o simplemente como feligreses, desde el inicio del novenario. El 18 de octubre de 2002, se bendijeron los pasamanos metálicos que se pusieron a los lados de la escalinata a Cristo Rey, para dar más seguridad a los visitantes.

En las fiestas de Cristo Rey las romerías suben y bajan usando los caminos rústicos. Otros utilizan la escalinata y otros la carretera empedrada, la cual después se le hizo un retorno; o sea unos suben por un lado y otros bajan por otro en el espacio más peligroso.

Es una costumbre que los que caminan por los caminos rústicos lleven antorchas que son de varias manufacturas. Se le deposita diesel o petróleo; esto es para aquellos feligreses tradicionales que van heredando de generación en generación la costumbre de venerar a Cristo Rey.

En forma particular, el que escribe cada vez que va a Ixtlán tiene la costumbre de primero visitar la tumba de mis padres en el panteón municipal y el de ir a visitar a Cristo Rey.

Cabe señalar los cambios que sufrió la feligresía no con el rey de reyes, sino que en tiempo y forma con la llegada del Sr. Justo Barajas Miranda que a la posteridad se convirtió en Monseñor. Ixtlán registraba una ideología dentro de lo liberal. Muestra de ello que Manuel Lozada –el Tigre de Álica–, convertido en enemigo del Juarismo, en una ocasión atacó Ixtlán quemando un considerable número de casas y matándose su tropa entre los ixtlenses.

Don Justo Barajas que hoy es venerado por el pueblo católico de Ixtlán convirtió a los liberales en conservadores. La fe que él profesaba fue la fuerza suficiente para que los liberales que habían luchado con las tropas de la Reforma, cambiaran de opinión y se convirtieran en fieles promotores de la religión católica.

Hasta la fecha existen un número considerable de paisanos que visitan mucho la iglesia. Son los que se les dice los de la “Vela Perpetua”. Asisten a Misa diariamente. Van al Rosario, que es cuando guardan al “Santísimo”. Comulgan a diario o cada ocho días. Tienen una congregación para cuidar la iglesia (hacen la velación); lo hacen por días. Algunos se quedan a velar toda la noche. Esto ha servido para que la parroquia que se llama Santo Santiago Apóstol no sufra latrocinios, dado que sus reliquias, sus imágenes y otras cosas históricas de muchos años no lleguen a manos de ladrones.

La fiesta de Cristo Rey en la última semana del mes de Octubre, donde la feligresía por nueve días sube al cerrito donde se encuentra el Cristo. El último domingo de octubre es la gran fiesta en donde el pueblo es visitado por cientos de gentes.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Cristo Rey y su historia (Ixtlán del Río)

Comentarios: